El chupete y biberón no son necesarios si el bebé lo tienes junto a ti.

El chupete y el biberón debilitan la succión del bebé la cual debe estar bien establecida para poder amamantar bien de tu pecho. Evita su introducción precoz para poder asegurar la producción de tu leche materna.

La succión fuerte de tu  bebé (el movimiento con su boca)  es la que hará el efecto de “ordeñar” en tu pecho y dárselos sus primeras semanas entorpece el proceso de aprendizaje y entorpece el fortalecimiento de la cavidad oral de tu bebé. Lo que después hará que tu producción disminuya.

Además el chupete se inventó para aquellos bebés que no tiene como relajarse en el pecho de mamá, y si tu bebé está contigo pues tampoco ese necesario.


No produzco mucha leche

Evita el chupete y biberón al inicio de la lactancia con tu bebé

El chupete y biberón no son necesarios si el bebé lo tienes junto a ti.

El chupete y el biberón debilitan la succión del bebé la cual debe estar bien establecida para poder amamantar bien de tu pecho. Evita su introducción precoz para poder asegurar la producción de tu leche materna.

La succión fuerte de tu  bebé (el movimiento con su boca)  es la que hará el efecto de “ordeñar” en tu pecho y dárselos sus primeras semanas entorpece el proceso de aprendizaje y entorpece el fortalecimiento de la cavidad oral de tu bebé. Lo que después hará que tu producción disminuya.

Además el chupete se inventó para aquellos bebés que no tiene como relajarse en el pecho de mamá, y si tu bebé está contigo pues tampoco ese necesario.


No produzco mucha leche