Mi bebé solo quiere brazos


Querida mamá: tu bebé en algún momento dejará de serlo, se hará un niño o niña, aprenderá de tí, tomará su propia fuerza, y crecerá hasta ser adulto. 
En algún momento no querrá dormir más contigo, en algún momento no necesitará más que lo carguen.

En algún momento dejará la teta (o el biberón o el chupete), dejará el pañal y aprenderá a ir al baño, a hacerse la ducha, a servirse el cereal. 


En algún momento ya no gritará "Mamaaaaá" cuando tenga miedo, tampoco llorará si no te tiene cerca. Es más, en algún momento se encerrará en su habitación dándote el "tiempo libre" que añorabas para que luego seas tú quien le toque la puerta para preguntarle qué le pasa.


Algún día quejarse de falta de sueño no será por tu bebé despertándose en la noche, sino por un adolescente en quién sabe cuál fiesta. Algún día irá a la universidad o quizás ni quiera. Hará su propia historia sin pedirte permiso.


Algún día crecerá... vive el momento!

Por esto deja el afán, deja la prisa. Las teorías absurdas de hacerlo un "bebé independiente" (eso no existe), disfruta el momento, las ganas de brazos y estar colgado a ti "como mono", esas noches -o todas- junto a tu hijo en la cama. Deja la prisa, disfrute la historia que están escribiendo en la vida.

Algún día ya no usará talla 24M, ni jugará a La Hormiguita o Pin Pón. Y como los días se van así de rápido, serás tú quien algún día buscará sus brazos y sus besos, o quizá a quien haya que cambiarle el pañal.

Repito, tu hijo no va dormir contigo toda la vida así que gózalo, bésalo, cárgalo, mételo en tu cama. Deja las dudas, deja de meterte ideas infundadas por otros en tu cabeza, no permitas que se entrometan en tu maternidad y disfruta el amor de tan perfecta simbiosis como la de una madre o padre con su hijo!


Una vez más te digo VIVE EL MOMENTO AHORA. 

Foto: Nicoletta, mi hija.

Sígueme en Instagram @mamauniverso y Facebook.com/mamauniverso

crianza con apego

Algún día crecerá... vive el momento!

Mi bebé solo quiere brazos


Querida mamá: tu bebé en algún momento dejará de serlo, se hará un niño o niña, aprenderá de tí, tomará su propia fuerza, y crecerá hasta ser adulto. 
En algún momento no querrá dormir más contigo, en algún momento no necesitará más que lo carguen.

En algún momento dejará la teta (o el biberón o el chupete), dejará el pañal y aprenderá a ir al baño, a hacerse la ducha, a servirse el cereal. 


En algún momento ya no gritará "Mamaaaaá" cuando tenga miedo, tampoco llorará si no te tiene cerca. Es más, en algún momento se encerrará en su habitación dándote el "tiempo libre" que añorabas para que luego seas tú quien le toque la puerta para preguntarle qué le pasa.


Algún día quejarse de falta de sueño no será por tu bebé despertándose en la noche, sino por un adolescente en quién sabe cuál fiesta. Algún día irá a la universidad o quizás ni quiera. Hará su propia historia sin pedirte permiso.


Algún día crecerá... vive el momento!

Por esto deja el afán, deja la prisa. Las teorías absurdas de hacerlo un "bebé independiente" (eso no existe), disfruta el momento, las ganas de brazos y estar colgado a ti "como mono", esas noches -o todas- junto a tu hijo en la cama. Deja la prisa, disfrute la historia que están escribiendo en la vida.

Algún día ya no usará talla 24M, ni jugará a La Hormiguita o Pin Pón. Y como los días se van así de rápido, serás tú quien algún día buscará sus brazos y sus besos, o quizá a quien haya que cambiarle el pañal.

Repito, tu hijo no va dormir contigo toda la vida así que gózalo, bésalo, cárgalo, mételo en tu cama. Deja las dudas, deja de meterte ideas infundadas por otros en tu cabeza, no permitas que se entrometan en tu maternidad y disfruta el amor de tan perfecta simbiosis como la de una madre o padre con su hijo!


Una vez más te digo VIVE EL MOMENTO AHORA. 

Foto: Nicoletta, mi hija.

Sígueme en Instagram @mamauniverso y Facebook.com/mamauniverso

crianza con apego