Aprendizaje como madre

Cada inicio de un nuevo año me es inevitable no mirar atrás, no por añoranza, más bien, para visualizar los logros o pruebas aún por definir. Las situaciones buenas o  malas que he vivido. Las personas que están, que siempre han estado, y las que se quedaron en el camino. Y sobre todo, de sorprenderme por donde el destino amigo me ha llevado.

Aprendizaje como madre
Y de estas experiencias saco mis conclusiones:

Todo puede cambiar.
Era 31 de diciembre del 2012 celebrando Año Nuevo en Bocas del Toro cuando pedí con firmeza que quería escribir una nueva historia en el libro de mi vida.., y así fue! Un año después, exactamente el 31 de diciembre del 2013, estaba a menos de un mes de traer al mundo a Nicoletta. Y en menos de 6 meses estaría dividiéndome entre dos continentes, cosa que jamás imaginé.

Nada es en vano.
El químico Antoine de Lavoissier dijo que "Nada se pierde, todo se transforma" y esta frase se convirtió en una ley del universo. Nada de lo que hagas desaparece en la historia del tiempo. No importa que tan pequeño sea, hasta un gusanito tiene su propósito en la cadena animal. Todo acto que realices será para siempre, y si andas en algo negativo piénsalo bien pues no se borrará de la huella universal. Es más, se devuelve!

El mundo gira aunque no lo sientas.
Mi resumen de este año es: no pierdo mí tiempo en cosas – o personas – que no aportan absolutamente nada en mi camino en esta vida. Hay gente que son pirañas energéticas y por mucho que las aprecies es mejor tenerlas de lejitos. El mundo no para de girar, cada día es como renacer, mañana sale el sol y basta. Aprovecha tus pasos en esta tierra.

Lo que crees, no es exactamente lo que es.
Cada persona tiene una verdad formada en base a su experiencia personal y a veces enjuiciamos la vida de otros en base a esa verdad. Y aunque existe una verdad universal, como la de hacer el bien o no matarás o no maltrataras a otros, lo cierto es que el mundo no tiene un solo matiz y no todos piensan ni hacen las cosas por igual. Lo que crees correcto en tu vida, quizá no es lo funcional en la vida de otro.

Las leyes naturales son la fuerza que sostiene el universo.
Soy mamífera, humano y habito este planeta. Y me gusta aprender de mí como especie. Cómo funciona mi útero? Porqué la razón de mis senos? Porqué reacciono de cierta manera a determinadas cosas? por poner ejemplos. ¡Cada día me sorprendo de la increíble creación que somos!

Y hasta los que creemos que saben, pues menos
Mi ejemplo favorito sobre esto son las madres que me cuentan que el pediatra de su bebe les recomendó no amamantar y que le diera cierta fórmula. Médicos que teniendo la salud de los niños del mundo en sus manos pues prefieren irse por el camino fácil (en vez de incentivar a la madre) o venden su ética a determinada marca de leche artificial. Yo aprendí a DISCERNIR, INVESTIGAR y ESCUCHAR UNA SEGUNDA O TERCERA OPINIÓN porque hasta quienes creemos que saben, o que deben ayudarnos, o preocuparse... pues nada. Lo que sale en las noticia no es la verdad absoluta. Lo que te dijo tu vecina de tu vecino puede ser mentira. Lo que te dice tu médico puede estar errado. Y no es dudar de todo o todos. Más bien, es ir más allá.

Los cambios son difíciles pero te adaptaras.
Yo, de corazón tropical y temperatura de 30 grados todo el año, pasé a un lugar con invierno de -4 grados en donde el sonido que más escucho en las calles es la campana de la iglesia que toca el aviso de cada hora. No fue fácil, pero el humano está diseñado para el cambio. Estamos diseñados para sobrevivir. Y en realidad, no soy la misma que se montó aquella vez en el avión y se despidió de su país. Estar lejos me hizo ampliar mi visión sobre la vida. Y sobre mí.

Otro año siendo mamá.
Ella tiene 2 años. Y yo 2 años siendo madre y mujer. Su llegada me hizo madurar en todos los aspectos de mi vida y no tengo palabras para agradecerle. Viéndola crecer he aprendido mucho sobre “ser humano”  y el amor incondicional. En este aprendizaje el apoyo de su papá es sustancial. Ser madre para mí fue una sorpresa, pero fue la mejor sorpresa de mi vida!!! Hago un brindis por todos los años que me quedan haciendo esta labor, si Dios me lo permite!

Feliz año a todos!
Feliz año bisiesto!!



Aprendizaje como madre





2016: Otro año siendo mamá

Aprendizaje como madre

Cada inicio de un nuevo año me es inevitable no mirar atrás, no por añoranza, más bien, para visualizar los logros o pruebas aún por definir. Las situaciones buenas o  malas que he vivido. Las personas que están, que siempre han estado, y las que se quedaron en el camino. Y sobre todo, de sorprenderme por donde el destino amigo me ha llevado.

Aprendizaje como madre
Y de estas experiencias saco mis conclusiones:

Todo puede cambiar.
Era 31 de diciembre del 2012 celebrando Año Nuevo en Bocas del Toro cuando pedí con firmeza que quería escribir una nueva historia en el libro de mi vida.., y así fue! Un año después, exactamente el 31 de diciembre del 2013, estaba a menos de un mes de traer al mundo a Nicoletta. Y en menos de 6 meses estaría dividiéndome entre dos continentes, cosa que jamás imaginé.

Nada es en vano.
El químico Antoine de Lavoissier dijo que "Nada se pierde, todo se transforma" y esta frase se convirtió en una ley del universo. Nada de lo que hagas desaparece en la historia del tiempo. No importa que tan pequeño sea, hasta un gusanito tiene su propósito en la cadena animal. Todo acto que realices será para siempre, y si andas en algo negativo piénsalo bien pues no se borrará de la huella universal. Es más, se devuelve!

El mundo gira aunque no lo sientas.
Mi resumen de este año es: no pierdo mí tiempo en cosas – o personas – que no aportan absolutamente nada en mi camino en esta vida. Hay gente que son pirañas energéticas y por mucho que las aprecies es mejor tenerlas de lejitos. El mundo no para de girar, cada día es como renacer, mañana sale el sol y basta. Aprovecha tus pasos en esta tierra.

Lo que crees, no es exactamente lo que es.
Cada persona tiene una verdad formada en base a su experiencia personal y a veces enjuiciamos la vida de otros en base a esa verdad. Y aunque existe una verdad universal, como la de hacer el bien o no matarás o no maltrataras a otros, lo cierto es que el mundo no tiene un solo matiz y no todos piensan ni hacen las cosas por igual. Lo que crees correcto en tu vida, quizá no es lo funcional en la vida de otro.

Las leyes naturales son la fuerza que sostiene el universo.
Soy mamífera, humano y habito este planeta. Y me gusta aprender de mí como especie. Cómo funciona mi útero? Porqué la razón de mis senos? Porqué reacciono de cierta manera a determinadas cosas? por poner ejemplos. ¡Cada día me sorprendo de la increíble creación que somos!

Y hasta los que creemos que saben, pues menos
Mi ejemplo favorito sobre esto son las madres que me cuentan que el pediatra de su bebe les recomendó no amamantar y que le diera cierta fórmula. Médicos que teniendo la salud de los niños del mundo en sus manos pues prefieren irse por el camino fácil (en vez de incentivar a la madre) o venden su ética a determinada marca de leche artificial. Yo aprendí a DISCERNIR, INVESTIGAR y ESCUCHAR UNA SEGUNDA O TERCERA OPINIÓN porque hasta quienes creemos que saben, o que deben ayudarnos, o preocuparse... pues nada. Lo que sale en las noticia no es la verdad absoluta. Lo que te dijo tu vecina de tu vecino puede ser mentira. Lo que te dice tu médico puede estar errado. Y no es dudar de todo o todos. Más bien, es ir más allá.

Los cambios son difíciles pero te adaptaras.
Yo, de corazón tropical y temperatura de 30 grados todo el año, pasé a un lugar con invierno de -4 grados en donde el sonido que más escucho en las calles es la campana de la iglesia que toca el aviso de cada hora. No fue fácil, pero el humano está diseñado para el cambio. Estamos diseñados para sobrevivir. Y en realidad, no soy la misma que se montó aquella vez en el avión y se despidió de su país. Estar lejos me hizo ampliar mi visión sobre la vida. Y sobre mí.

Otro año siendo mamá.
Ella tiene 2 años. Y yo 2 años siendo madre y mujer. Su llegada me hizo madurar en todos los aspectos de mi vida y no tengo palabras para agradecerle. Viéndola crecer he aprendido mucho sobre “ser humano”  y el amor incondicional. En este aprendizaje el apoyo de su papá es sustancial. Ser madre para mí fue una sorpresa, pero fue la mejor sorpresa de mi vida!!! Hago un brindis por todos los años que me quedan haciendo esta labor, si Dios me lo permite!

Feliz año a todos!
Feliz año bisiesto!!



Aprendizaje como madre