Promover la lectura en niños pequeños

Recuerdo aquel Primer Libro que logré leer sola. En ese entonces, me había aprendido los sonidos de las letras y las iba uniendo una por una hasta completar las palabras de cada oración. Ese primer libro me llevó a interesarme por otros. Leer significaba conocer otras historias y así conocer el mundo. A los 9 años entré al Círculo de Lectura escolar y nuestra aventura continua hasta el sol de hoy. Y todo gracias a ese primer libro.

Quizás mi hija descubra pasión por otros intereses que no sean los míos, pero promover el hábito de la lectura le ayudará a entender más sus emociones, desarrollar su cerebro, la ayudará en la concentración, desarrollar su imaginación, aprender nuevas palabras por ende podrá comunicarse mejor, y a relajarse de cualquier momento de ansiedad en este mundo agitado.

Promover la lectura en niños pequeños


Aquí te paso los tips que he utilizado para promover la lectura en Nicoletta (mi hija). Lo más importante es no obligarlos, hazlo todo de manera natural.

1. En esta tarea con tu hijo es importante que hagas un tiempo especial como rutina para que el niño comience a detectarla como la “hora del libro”. Mientras más pequeños mejor. Puedes buscar un rincón en la casa, un sofá (que sea siempre ese sofá), o antes de la hora de dormir, pero que es importante que sean al menos 15 minutos diarios cuando son bebés. Si al inicio parece imposible, no desistas.

2. Busca libros de acorde a su edad (en la contraportada debe decir para qué edad está hecho el libro). Si es un bebé menor de 6 meses puedes comenzar con libros de tela y colores llamativos. Y mientras va creciendo agregas aquellos que tengan sensaciones al tacto (animales con cola, diferentes texturas),  figuras pop up y desplegables de las partes del cuerpo o animales, los que tienen botones y sonidos.

3. Si tu bebé,  de 10 meses por ejemplo, termina metiéndose el libro en la boca y no se interesa por lo que lees. Paciencia. Meterse las cosas a la boca es su sentido de exploración. Inicia con un libro de su personaje favorito así captas su atención (y repito: uno de su edad). Yo usé uno de Peppa Pig que era de plástico y le hacía las voces de cada personaje; después ella misma tomaba el libro y los señalaba para que yo las imitara. Le encantaba tanto que tenía que llevar ese libro a todos lados.

4. Mientras lees, no uses el mismo tono y has gestos. Ponle voz a cada personaje, has énfasis en las preguntas y respuestas. Hazlo dinámico!! A mí me funciona imitar las voces, también cantar algunos diálogos como si fuera un musical ó señalar al personaje y decirle “viste que tiene un vestido verde como el color de las ranas” para ir identificando también colores y formas, y así los involucras en la historia. También, si un párrafo dice “Al cazador lo acompañaba el perro” te recomiendo que imites el sonido de 'guau guau' mientras señalas al perro y le preguntas: “¿cómo hace el perro?”. Hacerlo interactivo es primordial.

5. Si no termina la historia. No te agobies. Eso sucede. No te desesperes ni te desanimes porque ves a mamás subiendo en las redes sociales fotos de sus hijos pequeños que leen un libro diferente a diario. Recuerda que no todos los niños son iguales, ni todo lo que se ve  en las redes es lo que parece. Puedes, si así deseas, seguir usando el mismo libro si le gusta hasta que vaya comprendiéndolo mejor.

6. No lo hagas un momento tedioso ni como obligación (puedes generar el efecto rechazo o aburrirlo). Hazlo parecer divertido y deseable. Por eso el punto 4 es importante cuando están pequeños.

7. Si existe en tu comunidad una hora ‘Cuentacuentos’ en alguna librería o biblioteca: no dudes en llevarlo. Allí además de escuchar las historias, verá la hora de leer como un momento especial y único. También conocen a otros niños y tú conoces a otras madres.

8. Más grandecito llévalo a conocer bibliotecas porque además de parecer un lugar misterioso, creas conexión/familiarización con el Mundo de los Libros. También puedes ir armando una biblioteca familiar en casa


Promover la lectura en niños pequeños


23 de abril: Día Internacional del Libro.
Sigamos conectados en Instagram @mamauniverso y Mamá Universo en Facebook.

Tips para promover la lectura en los pequeños

Promover la lectura en niños pequeños

Recuerdo aquel Primer Libro que logré leer sola. En ese entonces, me había aprendido los sonidos de las letras y las iba uniendo una por una hasta completar las palabras de cada oración. Ese primer libro me llevó a interesarme por otros. Leer significaba conocer otras historias y así conocer el mundo. A los 9 años entré al Círculo de Lectura escolar y nuestra aventura continua hasta el sol de hoy. Y todo gracias a ese primer libro.

Quizás mi hija descubra pasión por otros intereses que no sean los míos, pero promover el hábito de la lectura le ayudará a entender más sus emociones, desarrollar su cerebro, la ayudará en la concentración, desarrollar su imaginación, aprender nuevas palabras por ende podrá comunicarse mejor, y a relajarse de cualquier momento de ansiedad en este mundo agitado.

Promover la lectura en niños pequeños


Aquí te paso los tips que he utilizado para promover la lectura en Nicoletta (mi hija). Lo más importante es no obligarlos, hazlo todo de manera natural.

1. En esta tarea con tu hijo es importante que hagas un tiempo especial como rutina para que el niño comience a detectarla como la “hora del libro”. Mientras más pequeños mejor. Puedes buscar un rincón en la casa, un sofá (que sea siempre ese sofá), o antes de la hora de dormir, pero que es importante que sean al menos 15 minutos diarios cuando son bebés. Si al inicio parece imposible, no desistas.

2. Busca libros de acorde a su edad (en la contraportada debe decir para qué edad está hecho el libro). Si es un bebé menor de 6 meses puedes comenzar con libros de tela y colores llamativos. Y mientras va creciendo agregas aquellos que tengan sensaciones al tacto (animales con cola, diferentes texturas),  figuras pop up y desplegables de las partes del cuerpo o animales, los que tienen botones y sonidos.

3. Si tu bebé,  de 10 meses por ejemplo, termina metiéndose el libro en la boca y no se interesa por lo que lees. Paciencia. Meterse las cosas a la boca es su sentido de exploración. Inicia con un libro de su personaje favorito así captas su atención (y repito: uno de su edad). Yo usé uno de Peppa Pig que era de plástico y le hacía las voces de cada personaje; después ella misma tomaba el libro y los señalaba para que yo las imitara. Le encantaba tanto que tenía que llevar ese libro a todos lados.

4. Mientras lees, no uses el mismo tono y has gestos. Ponle voz a cada personaje, has énfasis en las preguntas y respuestas. Hazlo dinámico!! A mí me funciona imitar las voces, también cantar algunos diálogos como si fuera un musical ó señalar al personaje y decirle “viste que tiene un vestido verde como el color de las ranas” para ir identificando también colores y formas, y así los involucras en la historia. También, si un párrafo dice “Al cazador lo acompañaba el perro” te recomiendo que imites el sonido de 'guau guau' mientras señalas al perro y le preguntas: “¿cómo hace el perro?”. Hacerlo interactivo es primordial.

5. Si no termina la historia. No te agobies. Eso sucede. No te desesperes ni te desanimes porque ves a mamás subiendo en las redes sociales fotos de sus hijos pequeños que leen un libro diferente a diario. Recuerda que no todos los niños son iguales, ni todo lo que se ve  en las redes es lo que parece. Puedes, si así deseas, seguir usando el mismo libro si le gusta hasta que vaya comprendiéndolo mejor.

6. No lo hagas un momento tedioso ni como obligación (puedes generar el efecto rechazo o aburrirlo). Hazlo parecer divertido y deseable. Por eso el punto 4 es importante cuando están pequeños.

7. Si existe en tu comunidad una hora ‘Cuentacuentos’ en alguna librería o biblioteca: no dudes en llevarlo. Allí además de escuchar las historias, verá la hora de leer como un momento especial y único. También conocen a otros niños y tú conoces a otras madres.

8. Más grandecito llévalo a conocer bibliotecas porque además de parecer un lugar misterioso, creas conexión/familiarización con el Mundo de los Libros. También puedes ir armando una biblioteca familiar en casa


Promover la lectura en niños pequeños


23 de abril: Día Internacional del Libro.
Sigamos conectados en Instagram @mamauniverso y Mamá Universo en Facebook.