Consejos de una mamá que amamanta.

Leo foros, grupos de Facebook, blog, etc, de tantas madres que no pudieron darle Leche Materna a sus hijos porque “no lo llenaban” y claramente recurrieron a la fórmula para continuar. Y les cuento que al inicio de mi lactancia pasé por algo igual y me volví un caos (y por eso siempre escribo en base a mi experiencia).

Pero, con un poquito de esfuerzo - si te lo propones - y además de ser posible la ayuda de una especialista en lactancia, podrás sacar adelante este bello propósito de amor y salud y así establecer una lactancia materna exclusiva. Por esto hoy, te cuento los factores que  a mí (y a muchas) obstaculizaron la lactancia y que probablemente a ti también te puede estar ocurriendo:

1. No me entregaron a mi hija de inmediato cuando nació (solo me la dieron 30 segundos para una Selfie)
2. Dolores post césarea, me sentía mal.
3. Medicamentos me tenían un poco dopada
4. Cansancio extremo que venía arrastrando desde el embarazo, porque tuve anemia
5. Tristeza post-parto (las primeras semanas no paraba de llorar)
6. NERVIOS (a su máxima potencia)
7. Personas cercanas diciéndome que le diera fórmula para llenarla y así no se quedara con hambre. Ah! Y que le diera también fórmula en la noche para que la bebé "durmiera profundo" (mito)
8. No conocer sobre los Picos de Crecimiento, momentos de alta demanda que el bebé quiere más, pero uno piensa incorrectamente que no lo estamos alimentando
9. Un pezón plano (me dolía demasiado y hasta sangraba)
10. Me decían que por ser de senos pequeños no tenía leche.
11. Cuando salí del hospital me regalaron 2 botellitas de fórmula lista (campaña subliminal)
12. Que me dijeran "Dale pecho cada cantidad# horas" (Al bebé hay que darle pecho a libre demanda, poco a poco el tiempo por sí solo se irá regulando).

Consejos de una mamá que amamanta

TODO ESTO: es parte de la DESINFORMACIÓN que casi me arrebatan lo que es, y será, el momento más hermoso de conexión con mi hija. Querida madre, esto TIENE SOLUCIÓN. Somos mamíferos y aunque debería fluir perfectamente el amamantar, los tantos comentarios y mitos alrededor de la lactancia han hecho un camino fácil el abandonarla y justo cuando nuestro bebé más la necesita.

Un poquito de esfuerzo vale la pena. Ponte esa meta!



No permitas que te roben Tu Lactancia

Consejos de una mamá que amamanta.

Leo foros, grupos de Facebook, blog, etc, de tantas madres que no pudieron darle Leche Materna a sus hijos porque “no lo llenaban” y claramente recurrieron a la fórmula para continuar. Y les cuento que al inicio de mi lactancia pasé por algo igual y me volví un caos (y por eso siempre escribo en base a mi experiencia).

Pero, con un poquito de esfuerzo - si te lo propones - y además de ser posible la ayuda de una especialista en lactancia, podrás sacar adelante este bello propósito de amor y salud y así establecer una lactancia materna exclusiva. Por esto hoy, te cuento los factores que  a mí (y a muchas) obstaculizaron la lactancia y que probablemente a ti también te puede estar ocurriendo:

1. No me entregaron a mi hija de inmediato cuando nació (solo me la dieron 30 segundos para una Selfie)
2. Dolores post césarea, me sentía mal.
3. Medicamentos me tenían un poco dopada
4. Cansancio extremo que venía arrastrando desde el embarazo, porque tuve anemia
5. Tristeza post-parto (las primeras semanas no paraba de llorar)
6. NERVIOS (a su máxima potencia)
7. Personas cercanas diciéndome que le diera fórmula para llenarla y así no se quedara con hambre. Ah! Y que le diera también fórmula en la noche para que la bebé "durmiera profundo" (mito)
8. No conocer sobre los Picos de Crecimiento, momentos de alta demanda que el bebé quiere más, pero uno piensa incorrectamente que no lo estamos alimentando
9. Un pezón plano (me dolía demasiado y hasta sangraba)
10. Me decían que por ser de senos pequeños no tenía leche.
11. Cuando salí del hospital me regalaron 2 botellitas de fórmula lista (campaña subliminal)
12. Que me dijeran "Dale pecho cada cantidad# horas" (Al bebé hay que darle pecho a libre demanda, poco a poco el tiempo por sí solo se irá regulando).

Consejos de una mamá que amamanta

TODO ESTO: es parte de la DESINFORMACIÓN que casi me arrebatan lo que es, y será, el momento más hermoso de conexión con mi hija. Querida madre, esto TIENE SOLUCIÓN. Somos mamíferos y aunque debería fluir perfectamente el amamantar, los tantos comentarios y mitos alrededor de la lactancia han hecho un camino fácil el abandonarla y justo cuando nuestro bebé más la necesita.

Un poquito de esfuerzo vale la pena. Ponte esa meta!